Materiales para la cátedra de Historia de las Ideas Políticas del segundo semestre de la Universidad Sergio Arboleda. Por Luis Andrés Fajardo.

Tuesday, October 03, 2006

Rousseau (abstract)

Jean Jacques Rousseau, Suiza 1712

Es un personaje bastante controversial con un legado bastante importante tanto en la parte política, como literaria y musical.

Dos obras del autor tienen especial importancia, por una parte, "El Emilio" un tratado que a través de un relato ficticio hace una reflexión sobre la educación y la participación del individuo en la sociedad. (un resumen de este libro será colgado próximamente en el blog

Y la más representativa del pensamiento político del autor: "El contrato social" (ver resumen) Ambos libros fueron prohibidos en Francia y Suiza y le costaron el exilio al autor.

Fundamentalmente la contribución del pensamiento de Rousseau a la revolución francesa es:

1. La soberanía radica en la voluntad del pueblo.
2. Los "soberanos" son los mandatarios del pueblo.
3. La república es la forma perfecta de gobierno.

Todos estos puntos resultan un escandalo para la época, puesto que hasta ahora los ilustrados han defendido la soberanía del gobernante y la monarquía como la forma ideal de gobierno. Rousseau llama la atención a los burgueses sobre el eje central de toda organización social: La busqueda del bien común. Si la forma de gobierno no está dirigida a lograr el bienestar de todos los ciudadanos, pierde toda legitimidad de existencia y por lo tanto el pueblo recobra sus poderes.

El pensamiento político de Rousseau se estructura a través de tres momentos: El primero es el Estado de Naturaleza, en que el hombre es tímido y como todo producto de la naturaleza y por lo tanto creación de Dios, es bueno. Después viene la sociedad civil, en que cada individuo cede una parte de su libertad individual para buscar el bienestar colectivo. "el origen de la sociedad civil es la necesidad de asegurar los bienes, la libertad y la libertad de cada miembro mediante la protección de todos."

Una vez la sociedad civil se organiza, debe buscar la forma en que se logren los objetivos comunes. La máxima del gobierno legítimo que persigue el bien del pueblo es guiarse por la voluntad general. El cuerpo político (el pueblo) es un ser dotado de voluntad, esa voluntad general tendiente al bien común es el origen de las leyes y de las reglas de lo que es justo para todos los miembros de un Estado en sus relaciones.

A diferencia de los demás contractualistas, Rousseau considera que el pueblo es un ser con su propia voluntad. Para Rousseau el "contrato social" es decir el Estado, es un órgano del pueblo desprovisto de poder. El poder siempre está en manos del pueblo y lo ejerce a través de su voluntad. Para ello el pueblo estipula las reglas y las leyes y designa a los mandatarios que dentro de esas reglas buscaran hacer efectiva la voluntad del pueblo. Los elegidos serán soberanos en tanto que podrán ejercer el poder según su juicio, sin embargo, cuando el actuar del mandatario resulte contrario a la voluntad del pueblo, esté podrá reemplazarlo. "Cuando cada individuo enajena su poder, sus bienes y su libertad por el pacto social, hay que convenir también que solo el soberano es juez en cuanto al uso que da la comunidad, pero el soberano, por su parte, no puede imponer a los súbditos ninguna cadena inútil para la comunidad"

Para que el Estado funcione según estas reglas, es necesario un Estado pequeño en que los ciudadanos puedan expresarse y la voluntad general se conozca. Por eso Rousseau plantea la necesidad de volver a las pequeñas agrupaciones (ciudad-estado) puesto que el pueblo no puede delegar su poder para establecer las reglas y es necesario que todos participen en las Asambleas.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home